Federación Sindical Mundial

28 de abril: Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Martes 28 de abril de 2009


El 28 de abril de 2009, Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el trabajo, la FSM envía un saludo combativo a los trabajadores y, sobre todo a los jóvenes trabajadores, que luchan a diario por la mejora de las condiciones laborales. Se trata de una batalla con numerosos muertos y otros muchos trabajadores que deben hacer frente a enfermedades profesionales.

Al menos 1,3 millones de trabajadores mueren cada año. 12.000 de estos fallecidos son niños. Cada año se reportan más de 160 millones de nuevas lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo. Más de 200 sindicalistas son asesinados o “desaparecen” cada año, 8.500 son detenidos y 20.000 son despedidos por tratar de mejorar las condiciones laborales básicas. El número de muertos es particularmente elevado en los países en vías desarrollo, en la agricultura, la tala, la pesca y la minería.

La intensificación del trabajo, los distintos sistemas antilaborales para el aumento de la productividad, el incumplimiento de los horarios de trabajo establecidos por la ley, la utilización de menores y de mujeres en puestos de trabajo inadecuados, la explotación del desempleo y la codicia de aumentar el total de tiempo de trabajo a ritmo desenfrenado, agota física y mentalmente a los trabajadores.

Los trabajadores se ven obligados a trabajar en condiciones peligrosas, muchas veces sin un mínimo de iluminación y ventilación adecuada y a altas temperaturas. Sufren de trastornos musculoesqueléticos (TME), muchos están expuestos a radiación, entran en contacto con productos químicos y un gran número de ellos muere a causa del amianto.

Los responsables son el capital y sus representantes políticos, los gobiernos y la patronal, que se niegan a adoptar medidas para proteger a los trabajadores contra los riesgos profesionales. El control gubernamental es débil e ineficaz y los inspectores son escasos. La ley laboral es inadecuada y en la mayoría de los casos, los patronos salen impunes. Se carece de un sistema nacional de investigación, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades profesionales, no hay un sistema nacional de registro fiable de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales.

Hoy en día, los riesgos para la salud y la seguridad en el trabajo son aún mayores. La crisis económica hace que los capitalistas se vuelvan más agresivos contra los derechos laborales. Se niegan a adoptar medidas de seguridad y salubridad en la búsqueda de mayores beneficios.

La FSM hace un llamamiento a los trabajadores del mundo a luchar para mejorar nuestro entorno de trabajo. En las difíciles circunstancias actuales la necesidad de luchar no con palabras sino con acciones es una prioridad importante.

http://www.wftucentral.org/?language=es


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP