Partido Comunista Portugués

Éxito de la Huelga General en Portugal

Traducido por Unión Proletaria

Viernes 26 de noviembre de 2010


Declaración de Jerónimo de Sousa

Secretario General del Partido Comunista Portugués

Hoy las voces de los trabajadores de todo el país se han dejado oír.

La huelga general del día 24 de noviembre convocada por la CGTP-IN, es una de las acciones más importantes de lucha realizada en Portugal desde el 25 de abril, ha sido una poderosa respuesta a la brutal represión por parte del Gobierno del PS y el PSD, que junto con el Presidente llevan al desastre a todo el país.

Una gran huelga general que se inscribirá en la historia de la lucha del pueblo portugués en la que han participado más de 3 millones de trabajadores. Una victoria sobre la resignación y la conformidad.

1- El PCP destaca la dimensión nacional que ha tenido la Huelga General en todo el país; tanto en el continente como en las regiones autónomas, registrándose un seguimiento extraordinario en la mayoría de los sectores y actividades.

Hacemos hincapié en la importancia y el significado del fuerte seguimiento en el transporte como en el Metro de Lisboa, Oporto y el Sur del Tajo, Soflusa, Transtejo, CP, Consulte, EMEF y decenas de compañías de autobuses como ejemplo la STCP, ferrocarril, por carretera Entre-Douro y Miño, y Transdev Barraqueiro Grupo. El cierre de todos los puertos marítimos y la mayoría de los puertos pesqueros y la cancelación de todos los vuelos (más de 500). La huelga general tuvo el impacto más fuerte en el sector productivo, por ejemplo: el sector del automóvil en el Auto Europa, y su complejo industrial, el Renault-Dacia, Mitsubishi, Tudor y Camacho, en el campo de la metalurgia y el metal como el Patio Cuerpo de Viana do Castelo, el Arsenal Alfeite, Lisnave, el SACT, Jado Iberia, Camo, la cerámica del sector del cemento y el vidrio, el CNE, el Atlantis / Vista Alegre, SaintGobain / Covina, Cinca y Lusoceran, en la industria del corcho Amorim, el textil, del vestido y el calzado Grupo Paulo Oliveira, textiles Adams e Hijos, California, y KIAIA Triunph; en el alimento y las bebidas Centralcer, Kraft Foods, y cientos de otras empresas en otros sectores productivos.

El PCP también hace hincapié en la abrumadora respuesta de los empleados de la administración central y local que alcanzaron niveles históricos con paro total o parcial en casi todos los sectores, el cierre de cientos de escuelas, institutos politécnicos y universidades, departamentos gubernamentales, las finanzas, los tribunales y otros servicios públicos como fue el caso en el sector de la salud con una fuerte implicación de los trabajadores.

El PCP valora positivamente la dimensión y el impacto que ha tenido la adhesión de miles de trabajadores de diversos sectores y empresas como los Astilleros Navales de Viana do Castelo, las más de 400 sucursales cerradas de CGD y otros bancos, así como la falta de entregas en CTT y las importantes y significativas adhesiones de trabajadores tanto de grandes superficies como del pequeño comercio.

Otra cosa que nos merece especial mención es que toda la lucha se ha llevado a cabo bajo la presión y el chantaje contra los trabajadores. La presión ideológica sobre la inutilidad supuesta de la lucha, el chantaje, debido a la imposición ilegítima de los servicios mínimos que tienen por objeto boicotear el derecho de huelga, la presión económica, dirigida principalmente a los trabajadores precarios, amenazados con el despido y acompañando todo esto con el desproporcionado uso de la fuerza por parte de la policía y la Guardia Nacional Republicana.

La realización de la huelga tiene especial mérito entre aquellos trabajadores que se enfrentan a una mayor dificultad económica debido a sus deudas y el aumento del coste de la vida.

La huelga general llegó hasta el corazón de todas las empresas, centros de trabajo, fue una elección consciente de cada trabajador. Millones de trabajadores querían decir, ¡ suficiente ! ¡ Basta ya de injusticia! Una huelga general es un momento singular de la afirmación de la dignidad de los trabajadores portugueses.

2 - La huelga general ha sido un día de lucha contra el robo de los salarios y las pensiones. Contra los recortes de las prestaciones sociales, la asignación familiar o subsidio de desempleo. Contra el aumento de los precios de bienes y servicios esenciales como el transporte o los medicamentos. Contra la destrucción de los servicios públicos y la privatización de empresas estratégicas.

Esta huelga ha sido una lucha justa y necesaria contra el agravamiento del desempleo, contra el aumento de la precariedad, contra el empobrecimiento de grandes sectores de la población. Ha sido una respuesta justa y necesaria al proceso de liquidación del aparato productivo, el creciente endeudamiento del país y la pérdida de la soberanía nacional.

La huelga general ha sido una respuesta contra la escandalosa acumulación de beneficios de dos grupos; económicos y financieros, que en nombre de la crisis y del déficit de las cuentas públicas, quieren imponer una mayor explotación contra los trabajadores y los recursos nacionales.

3- El PCP saluda a todos los trabajadores que han participado en esta huelga general.

Saludamos en particular a los miles de jóvenes trabajadores que por primera vez han participado en una lucha de esta envergadura, elemento de gran valor político que se proyecta como una importante garantía para el futuro.

El PCP saluda a la CGTP-IN, al movimiento sindical unitario y a todas las estructuras representativas de los trabajadores por su acción y capacidad de organización demostradas. La CGTP-IN confirma y se afirma como la gran central sindical de los trabajadores portugueses referencia incomparable para la defensa de los intereses de los trabajadores y para el futuro del país.

4- La huelga general no fue el final, sino una etapa más de una prolongada lucha que debemos mantener. Después de esta huelga nada será como antes. El gobierno y los partidos que apoyan su política y el Presidente deben interpretarla como un aviso serio y una condena y exigencia de ruptura con la política que están llevando a cabo.

Esta jornada de lucha constituye una poderosa manifestación de los trabajadores y del pueblo portugués y su decisión por impedir la continuidad de la política actual, por ser parte determinante de la ruptura y el cambio que el país necesita.

El PCP ha estado en esta lucha con los trabajadores, porque está comprometido con la exigencia del aumento de los salarios, del desarrollo del aparato productivo y apuesta por un compromiso de invertir en los servicios públicos. El PCP estuvo y está con la lucha de los trabajadores, porque su lucha es la lucha por un país de progreso, de justicia social, y por un Portugal soberano e independiente.

Reafirmamos nuestro compromiso de luchar siempre junto con los trabajadores y el pueblo portugués, ambos saben que pueden confiar en nosotros.

Lisboa, 24 de noviembre 2010


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP